Yoga

Lesiones en Yoga: Descubriendo la Verdad detrás del Dolor

A mis 19 años, recibí un diagnóstico que cambiaría mi vida: hernia de disco (L5-S1). Durante mucho tiempo, viví con dolor y el temor de moverme. Fue entonces cuando me recomendaron el Yoga y emprendí este hermoso camino de sanación.

Sin embargo, la lesión parecía persistir, el dolor no desaparecía y la rigidez muscular se incrementaba. ¿Acaso el Yoga no podía solucionarlo todo? ¿No era tan eficiente como se dice?

Me llevó años comprender algunas verdades fundamentales:

  • El cuerpo físico es nuestro vehículo, y para conducirlo adecuadamente, necesitamos obtener la licencia correcta. Debemos comprender cómo funciona, cómo cada dolencia o imperfección afecta todo nuestro ser, incluyendo nuestras emociones y estados de ánimo. El cuerpo requiere un combustible de calidad y necesita visitar el taller de vez en cuando.
  • El Yoga no se trata de posturas acrobáticas. No debemos forzar nuestro cuerpo hasta el punto del dolor, ni demostrar nuestras habilidades al profesor/a o a nuestros compañeros. En lugar de ello, debemos enfocarnos en escuchar a nuestro cuerpo y respetar sus límites.
  • A veces, MENOS es MÁS. Pequeños movimientos conscientes y organizados pueden generar una sensación placentera, permitiendo que nuestro sistema nervioso se relaje y las tensiones se disipen.
  • Encontrar los movimientos adecuados para cada postura, evitar esfuerzos innecesarios, respirar de manera adecuada y respetar nuestros propios ritmos.
  • No todos los tipos de Yoga son apropiados para todos o para el momento actual. Existen numerosas variantes y estilos de Yoga que se ajustan a las necesidades y capacidades de cada individuo. Incluso en un mismo día, podemos preferir un estilo sobre otro.
  • Finalmente, aprendí a integrar esta sabiduría. El Yoga no es el único camino. Como dice el refrán: «Todos los caminos conducen a Roma». Cuando la meta es alcanzar una salud integral del cuerpo, descubrirás que existen múltiples caminos que convergen en algún punto y se complementan entre sí.

De esta unión y complementación nace Yoga Fusion MDQ.

Te invito a descubrir esta forma única de practicar Yoga. Nuestros grupos son reducidos para poder brindar un enfoque semipersonalizado.

Si ya has experimentado Yoga Fusión, te animo a dejar un comentario que inspire a otras personas a practicar Yoga sin dolor ni lesiones.

¡Namaste!

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *